sábado, 22 de octubre de 2016

Serie de Xilografías: -ENCABRONADOS-



Esta serie de xilografías significan una transición importante y decisiva en relación a modos de entender el grabado, también, en cuanto a su desarrollo, la serie de grabados comenzó en el último trimestre del año 2012, el surgimiento de la serie es una consecuencia al traslado a la Ciudad de Taxco de Alarcón, Guerrero ya que en el mes de julio en pleno periodo de campañas electorales se llevo a cabo la mudanza, fue importante las -Estampas del fin del mundo- que unos días antes se cumplió justo la conclusión de un proyecto en el cuál estuve invitado a participar y que fue expuesto el 30 de mayo:

http://blogs.fad.unam.mx/olachea/?p=267

La llegada a Taxco de Alarcón Guerrero significó en ese momento el comienzo del fin del mundo, bajando las maletas y trasladando libros, fotocopias, ropa, muebles y utensilios en cajas, todo esto en los rumbos del centro de Taxco, se respiraba ese incomodo ambiente político y no solo se respiraba, se escuchaba y se veía, personas con distintas playeras de partidos políticos en especial del PRI ya que justo ese día se festejaba el cierre de campañas de ese partido, una oficial de tránsito le pidió de la manera más atenta al chofer de la camioneta que llevaba mis cosas que quitáramos la camioneta que llevaba mis cosas porque estaba obstruyendo y nadie podía estar en esa calle (la calle que da hacía el callejón que da a la calle de las delicias en donde esta el cafeccito que fue mi primera sede), fue una bienvenida simpática si se toma en cuenta que en el Distrito Federal la atmósfera política estaba precisamente en un clima apocalíptico ya que estaba a pocos días de tomar el poder el imbécil de Peña Nieto. A pocos días de la llegada a la ciudad de Taxco, gana las elecciones EPN hecho que marcó de manera personal un golpe, fue demasiado absurdo¡, no podía creer que eso estaba ocurriendo.

Como una consecuencia de esto, una gran parte de la ciudad se reunió para manifestar su inconformidad, por lo cual me integre y encontré oportuno, ya que justo había culminado la serie -Honores a la bandera, alías no os hagáis-, significaba una oportunidad para comenzar el ciclo por el cuál también fueron hechas las banderas, es decir, -herramientas de denuncia gráfica- sin embargo, no era esta para mi la primera vez en que la denuncia gráfica fuera ocupada en apoyo a manifestación o a un descontento, pero si fue la primera vez en que se ocuparon las propuestas de banderas (estás después se han ocupado para otros fines similares en relación con la multitud en descontento). Acá dejó unos impresos que fueron pegados en las calles del centro y la bandera que me acompañó:




De regreso a la ciudad de Taxco, comenzando mis labores en el semestre 2013-1 (agosto 2012) en la entonces ENAP Taxco, seguía sin asimilar lo que estaba ocurriendo, una vez más la realidad superaba la ficción, realmente ya se trataba del fin del mundo y solo me quedo comenzar adaptarme a la realidad y al contexto en el que me encontraba, en dónde la atmósfera estaba densa, militares y policías eran parte del paisaje cotidiano en aquel pueblo mágico, las noches tranquilas pero con un amanecer acompañado de noticias trágicas en torno a luchas entre narco y policías, descabezados casi cada mañana contaminaban una parte de mi sketch, se descubría la lucha sin límite de tiempo entre estos dos y en medio la sociedad civil solo con el miedo y siguiendo su vida.











Jorge Fanuvy Núñez Aguilera
-lucharán de dos a tres caídas....-
xilografía
60 cm x 45 cm
2012
El resultado de esta xilografía me exigía involucrarme más con todo esa atmósfera de guerra con el narco, algo que no estaba dispuesto a hacer (como consumidor era incoherente para mi eso), solo me pareció un resultado que debía salir y que tenía que ver con esta realidad con la que me estaba topando. Más bien me reconocía como un mexicano encabronado, ya no podía ser solo el tipo que me manifestaba en las marchas, eso no era todo, me reconocía como uno más inconforme y quería manifestar ese encabronamiento con amor¡, destruyendo y construyendo, mediante xilografías, me asumí como el funcionario encabronado que debía salir, fue entonces en noviembre 2012 cuando surgió la serie ENCABRONADOS¡, una serie que en síntesis se propuso hacer un  breve compendió de personajes que estuvieran manifestando coraje, ira, descontento. Lo que ocurrió en el proceso fue mágico, al ser  dibujados en la tabla me que exigieron -salir- antes de ser  estampados mediante serie de impresos, en tela o papel de algodón, ellos querían convivir y manifestarse como encabronados que son  con el entorno.






















Se convirtieron entonces en mis cómplices, mi compañía, en aquel tiempo en el que Chaparrancho no estaba en Taxco (el taller llega a Taxco en julio 2013) y que estaba en la D.F. Era necesario viajar con mis encabronados, llegar al taller e imprimirlos, mientras eso no sucedía se prestaron para ser fotografiados en distintos entornos, en el taller y en la calle mandaban saludos por las redes sociales:




      

La experimentación en el proceso, fue la impresión en soportes, en telas translucidas, buscando transparencia para poder apreciar la lectura original de la imagen y su lectura inversa por la acción de la impresión, al mismo tiempo brindar una apariencia como -aparición-, como resonancia, como si fuera una imagen velada que se pueda diluir con el espacio:


Fue en la elaboración de esta serie de grabados cuando ocurrió el cambio de sede de Gráfica Chaparrancho (julio 2013) a donde actualmente se encuentra en el Barrio de Pedro Martín, en Taxco de Alarcón de Guerrero motivo por el cuál se habla de nuevo de la transición, en donde sucedieron otras fotografías lúdicas y donde la producción creció al tener ya el taller en casa y no tener que movilizar placas y viajar para imprimir, digamos que esta serie es testigo del gestamiento de Gráfica Chaparrancho en Taxco y durante el proceso del resto de la serie siguieron siendo mis acompañantes hasta el último grabado hecho el mes de diciembre justo el día 31 del año 2014.
Esta serie de grabados fue impreso solo como copias de autor y algunas copias de taller en papel de algodón y telas, algunos impresos en papel bond y revolución fueron ocupados para otro proyecto de intervención en colaboración con mis amigas de Plaga gráfica, del cual vale la pena mencionar en otro apartado.








 



 



ENCABORNADOS.....

La serie de grabados “Encabronados” es una interpretación, a manera de ecos, del malestar actual que se vive en el entorno mexicano. Ecos de malestar que se respiran y se mezclan de manera constante y creciente en atmósferas cotidianas en donde se refugian de manera anónima. Refugio en donde, con frecuencia, el dolor se esconde, suprimido, contendido o frustrado ante la monumental imposición e injusticia. Refugio  en donde se fomenta la resignación de tal forma que en esta propuesta la constante, reflejada en esta serie, se concentre en materializar y reproducir el descontento, la furia y las expresiones de rabia que se hacen manifiestas ante un presente molesto venido de alguna situación cotidiana. En este sentido y utilizando al grabado como un medio ideal –en tanto es el grabado por su naturaleza una herramienta de comunicación que posee la característica de la reproductibilidad (reproducción de ecos) a partir de un original– que por su parte obedece a una legendaria tradición. De acuerdo con lo anterior, aunada, como una cualidad intrínseca al grabado, la manifestación se plantea como una posibilidad que toma la forma de un arma combativa  que se liga al humor, la sátira, al sarcasmo, la crítica y a la denuncia social.

Una denuncia hacia la complicidad y ante la imposición y la injusticia que no pretende presentar explícitamente demandas específicas venidas de ciertos sectores o de poseer un carácter directamente panfletario, sino por medio de lo que sucedería a través de una marcha o a través de lo generado, en sus tiempos, por los artistas grabadores que pertenecieron al Taller de la Gráfica Popular quienes –con su alto discurso estético, enraizado en el realismo social– lograron hacer del grabado una imagen de poder al servicio de los desposeídos y los manifestantes. En este sentido, la serie gráfica “ENCABRONADOS” no pretende representar o proponer una solución a la queja panfletaria, se trata más bien de darle un lugar, en este contexto, a los gritos que propician un rompimiento y que se manifiestan como una negación a la tradicional imagen, internacionalizada, del mexicano festivo, conforme, pintoresco y bonachón cuyas costumbres fueron descritas, por algunos litógrafos del siglo XIX que no pertenecieron a la caricatura política y quienes se encargaron de proyectar el costumbrismo a través de una realidad que celebraba y vivía su "Independencia".  Una independencia  motivada por la necesidad de construir una identidad nacional por medio de personajes que han quedado inmortalizados y que han sido motivo de inspiración, durante muchos años, pero que al presentarlos en un nuevo contexto carecen de sentido. De acuerdo con esta realidad, la presente serie se presenta lejana a la que correspondería al decimonónico definida por el presente, un presente en donde la imagen del mexicano regocijado en la mentira, la mediocridad y el confort permanecen vigentes complaciendo  a un ente extranjero idealizando cuyo estado anímico se encarga de enaltecer la imagen con un sentido positivo utilizándola como un recurso apegado a cierta tradiciones.

Por medio de los “Encabronados” se idealiza e interpretan y se hace manifiesto un fragmento de la realidad  social. Congelados y materializados, cada uno de ellos, en un tercio de hoja de triplay de pino o de caobilla (de 120cm. x 80cm.) e impresos en papel de algodón o en telas translucidas, los trabajos comunican, de manera espectral un fragmento del presente en donde se dejan ver desavenencias venidas de personajes de distintos estratos sociales y edades que no pueden ser calladas. En ellas se deja ver el dolor de la resignación surgida de alguna situación cotidiana. Cada una de ellas busca representar la necesidad de liberación de sus personajes que responden coherentes ante un presente nefasto se acerca, cada vez más, a lo absurdo y surrealista. En esos mundos en donde el más rico cobra presencia, de la misma manera en que el crecimiento de la pobreza, la violencia y la ignorancia lo hacen, sin cesar, sin restricciones ni censura.  Los “Encabronados” protagonizan un momento de unidad que reacciona como una declaración de odio ante las constantes imposiciones. Asimismo, en las representaciones se utiliza, como un vehículo, con una herramienta, el humor que subyace a la tradición de la caricatura –es por ello que en este proyecto se guarda un culto a la tradición dentro del grabado mexicano, de aquellos impresos que muestran imágenes que revelan interpretaciones de una sociedad que pertenece a un tiempo, de maestros que, refugiados en el grabado, congelaron su presente. Por otra parte el presente trabajo mantiene cierta empatía  con la esencia con los caprichos de Goya en tanto la propuesta se concentra en los demonios del presente que al momento de grabarlos se ven obligados a salir.  


Jorge Fanuvy Núñez Aguilera

Gráfica Chaparrancho

Taxco de Alarcón, Guerrero

2014





No hay comentarios: